Sentamos un precedente
para tu comodidad y bienestar

Creemos que quien está cómodo no se levanta de su asiento y es justo entonces cuando surgen las mejores ideas. Por eso, invertir en una buena silla impacta tu productividad y tu salud.

Quien se sienta en un producto Ergoform experimenta funcionalidad, alta tecnología y calidad en cada uno de los componentes, además de un confort absoluto.

Somos especialistas

Luxyc
Elegancia y tecnología

Movys
Función y elegancia

Actys
Estética y ergonomía

Evolvyc
Eficiencia y comodidad

Resyst
Adaptabilidad y rendimiento

Mecanyc
Funcionalidad y especialización

Armonyc
Confort y armonía

Somos LOS expertos en ergonomía

(por eso nos llamamos Ergoform)

La ergonomía es la ciencia que estudia la adaptación del medio ambiente al ser humano. Pero más allá de una definición, esta es tan importante porque impacta tu cuerpo y tu mente.

Piénsalo así: pasas una gran cantidad de tu vida sentado en una silla y de repente sientes dolor de espalda o cuello y eso te distrae de tu trabajo, volviéndote ineficiente. Después de unas horas, tu circulación empeora, te sientes fastidiado y agotado. Incluso te cuesta trabajo dormir después de trabajar. Esto no te lo está provocando el estrés, sino la falta de ergonomía en tu silla.

La clave con la ergonomía es en realidad muy sencilla: en vez de tú
adaptarte al objeto, este debe adaptarse a ti. Por eso, cuando un producto es realmente ergonómico disfrutas usarlo por más tiempo, mientras este cuida tu salud y tu seguridad.

Fabricamos cada uno de nuestros productos cuidando tu seguridad, comodidad y salud. Queremos que tu espacio de trabajo sea verdaderamente ergonómico, para que disfrutes pasar ahí tu tiempo, para que te sientas saludable, estés seguro y, sobre todo, se terminen esos padecimientos a los que no les dabas tanta importancia (¡pero que sí la tienen!).

Después de trabajar en una de nuestras sillas, experimentarás la ergonomía que te sienta bien.

Tenemos una silla ideal para cada actividad e industria

Analizamos todas tus necesidades antes de recomendarte la silla perfecta: cuántas horas al día pasarás sobre ella, cómo es tu contexto laboral, qué actividad realizas, cómo es tu complexión física, cuál es tu presupuesto, etc.

Además de contar con una amplia variedad de modelos, algunos pueden personalizarse con componentes que se adaptan todavía más a ti:
mecanismos, acojinados, rodajas, coderas, bases y tapices, todos
fabricados con base en criterios ergonómicos.

Contar con una buena silla puede ser el paso más importante para crear un ambiente de trabajo sano y productivo.

Nunca des por sentada tu salud al elegir una silla

¿Estás sentado en un producto que NO es ergonómico? Si has experimentado alguno de los siguientes problemas, seguramente necesitas un cambio de silla:

  • Dolores musculares (en zona de cuello, hombros y espalda), de cabeza o de mandíbula.
  • Adormecimiento en piernas, por mala circulación.
  • Molestias en glúteos y zona lumbar.
  • Dolor y adormecimiento en brazos y/o manos (atribuibles al túnel del carpo).
  • Falta de aire por reducción de la función pulmonar, al inclinarse hacia delante o encorvarse demasiado.
  • Poca concentración (por pararte constantemente) y ansiedad por estar sentado mucho tiempo.
  • Agotamiento crónico e insomnio.

Como ves, la elección de una silla es un ejercicio que va más allá de la estética; seleccionar una silla solo por su diseño y precio puede repercutir tu salud física y mental en el largo plazo.

Invierte en ergonomía. Elige Ergoform.

La ergonomía no solo está en el respaldo de tu silla

A veces creemos que con recargar la espalda, ya estamos sentados en
una posición correcta. Esto es falso. Existen muchas más variables a
considerar al adoptar una postura saludable.

Si bien todas nuestras sillas cuidan la ergonomía, cada modelo tiene características distintas para adaptarse mejor a tu estilo de trabajo.

Conoce algunas recomendaciones antes de comprar tu próxima silla:

  • Recárgate en el respaldo. Este deberá adaptarse a tu espalda y darle soporte completo. ¡Claro! Si deseas apoyo específico, hay sillas pensadas para ello, por ejemplo con soporte lumbar.
  • Elige correctamente los materiales. Hay asientos de vinipiel, de piel o de malla. Cada tecnología te ofrece beneficios distintos. Por ejemplo, si quieres sentirse fresco, una silla con malla es tu opción.
  • Busca acojinados que no sean demasiado blandos, ya que se deforman más fácil y no corrigen una postura errónea. Los acojinados de poliuretano inyectado de moldeado suave te dan soporte perfecto.
  • Tus pies siempre deben tocar el piso, para evitar problemas graves de circulación. Por eso, los mecanismos de ajuste de altura son tan importantes en una silla.
  • Hay sillas que también te permiten modificar la profundidad del asiento.

Si al final del día se te hinchan los pies o se te duermen las piernas, probablemente necesites un producto que te ofrezca esta función.

  • Las ruedas correctas te dan libertad de desplazamiento sin lastimarte o cargar peso (además, cuidan que no rayes el piso) y te dan mayor soporte.
  • Es importante que la base tenga 5 brazos para evitar que tu silla se vuelque.
  • Los apoyabrazos (o coderas) sirven para que el peso de tus brazos los soporte la silla, en vez de tus hombros.
  • Procura que tu silla sea giratoria, para que se adapte naturalmente a tus movimientos y actividades, sin generar contracturas.

Calidad
Ergoform

La calidad ha sido el eje rector de todo lo que hacemos. Por eso trabajamos con los mejores, nos aliamos con los más capaces y laboramos con el material más innovador y de alta tecnología en el mercado.

Confiamos tanto en la excelencia de nuestros productos que nuestra garantía de 5 años es prueba de ello.

Contáctanos

Email
Teléfono
Nombre
Apellidos
Tu mensaje
Acepto el aviso de privacidad

Llámanos

777 311 6970
777 3116666

Escríbenos

info@ergoform.com.mx